Archive | septiembre 2012

Siniestro Total: Ayatollah!!

Ahora a los infieles les da por dibujar caricaturas o por perpetrar vídeos blasfemos contra el Islam. Hace ya unos años, Salman Rushdie osó mancillar el buen nombre de Alá (Allah) con sus Versos Satánicos. Y antes, a principios de los 80, un cuarteto gallego que contaba con Germán Coppini como vocalista con el gran Miguel Costas, Julián Hernández y Alberto Torrado y que aún a día de hoy se hace llamar Siniestro Total, atentaron contra el buen nombre del Islam con su tema Ayatollah. Desde Teherán al frente de aquella guerra Irán – Irak en la que el bueno era el occidentalizado aliado Saddam Hussein y el malo el pérfido villano Ayatolá Ruhollah Jomeini. El ayatolá mola, pero es que no se puede estar quieto. En el nombre de Alá, te lo pido una vez más: no me toques la pirola jamás.

El tema Ayatollah de Siniestro Total apareció dentro del álbum “¿Cuándo se come aquí?” en 1982. Es evidente que en aquellos tiempos los miembros de esta banda de rock –punk apenas eran unos mozalbetes, por lo que esta caída en la blasfemia podría derivarse de una preocupación, o tal vez de un trauma, en relación al tema de los tocamientos de genitales ajenos por parte, en esta ocasión, del Ayatolá. Parece ser que en todas partes cuecen habas…

El álbum “¿Cuándo se come aquí?” apenas dura 31 minutos, por lo que puede ser recomendable grabarlo en una cinta de 60 (una Basf o una TDK de ferro puede estar bien) ocupando sólo una cara y dejando la otra libre para otros menesteres.

Anuncios

Glutamato ye-yé: Canta con nosotros

Decibelios Perdidos se complace enormemente en otorgar un espacio de honor dentro de este modesto blog a Iñaki Fernández, cabeza visible de Glutamato Ye-yé. En el vídeo que les proponemos Glutamato Ye-yé pone en escena un canto a la juventud. A la juventud movida por nobles sentimientos, por la fe y la esperanza mientras permanece pura e inmaculada, alejada de las drogas y de todas aquellas influencias perniciosas que se empecinan en corromperla, al mismo tiempo que permanece cercana a la familia, a los amigos, a Dios…. El optimismo de Canta con nosotros tiene algo de puritano y cierto aroma tradicional, y bien podría ser un himno perfecto para, por ejemplo, aquellas juventudes españolas bien pensantes y sanas de las Nuevas Generaciones del Partido Popular, tan sensibilizadas y tan propensas a organizar actos de carácter caritativo con los que ayudar a los pobres o a los negritos de África. Iñaki Fernández es genial, pero también es cierto tiene muy mala leche… Canta con nosotros es un tema que popularizó Voces Amigas, un cuarteto gallego de finales de los 60 integrado casualmente por cuatro jóvenes: dos mozalbetes y dos muchachas.

El vídeo cuenta además con un impagable bonus; una auto-entrevista de Iñaki para el grandioso programa infantil destinado a adultos La bola de cristal de TVE. Iñaki se dirige a los niños para hablarles de sus amigos chicos, chicas, checos, checas, chungos y de los cruzados de acera, de su dieta a base de proteínas sintéticas y de su característico bigote entre otras cosas.

Asfalto: Días de escuela

Con la excusa de abrir el presente y recortado curso escolar Decibelios Perdidos se complace en esta ocasión en presentarles un bello tema, pero bello de verdad. Días de escuela de Asfalto, recogido en un LP en 1978,  es una viaje a través de nosotros mismos que nos permitirá recuperar aromas y sensaciones rodeados de nuestros amigos del colegio para volver a poner en práctica aquellos juegos con los que olvidábamos el transcurrir de las horas y situarnos después frente aquel profesor al que tratábamos de “Don” y que no titubeaba a la hora de repartir cachetes o tirarnos de las orejas. Mano dura, pero sobre todo manos muy largas, demasiado largas, las de aquellos curas y monjas que poco o nada sabían de traumas infantiles o pedagogía. Listas y datos que se aprendían de memoria para ser recitadas después al son de monótonos ritmos. Ahora en nuestras manos podremos volver a sentir los cromos y podremos volver a escuchar el sonido de una canica que golpea a otra. Nada más y nada menos.

Días de escuela es una canción única que por el tema que trata difícilmente puede resultar comparable con ninguna otra. La fuerza evocadora que alcanza de un modo tan sencillo como eficaz resulta difícilmente igualable. Días de escuela responde a unas maneras de hacer que a día de hoy parecen haberse perdido definitivamente, lo cual no hace más que revalorizarla.

Buena melodía y mejor sonido. El sonido de este tema es de verdad. Es puro y directo, sin edulcorantes ni adornos de ninguna clase. La guitarra suena a guitarra y la batería a batería. Y no hay nada más de por medio. El resultado es un tema capaz de generar una atmósfera creíble y muy emocionante.

 

 

La verdad sobre Gibraltar

La verdad, la pura verdad y nada más que la verdad es lo que mueve el sentir de José Luis y su guitarra a la hora de referirse al eterno conflicto de Gibraltar entre España y Gran Bretaña, alias la Pérfida Albión, afamado nido de piratas y corsarios a lo largo y ancho de la historia. En el fragmento que a continuación les presentamos José Luis reafirma su discurso con un vigoroso y expresivo repertorio gestual que al mismo tiempo refuerza su patriótico mensaje para, en magistral clase de historia, hacernos retroceder siglos en el tiempo y situar al atónito y emocionado oyente frente a las batallas derivadas de la Guerra de Sucesión española y al popular tratado de Utrecht (1713) que rubricaba la cesión de la gran roca a los ingleses.

José Luis toca con inigualable maestría aquellos sentimientos patrios que aúnan a las gentes con independencia de su estatus social y condición, convirtiendo así su canto en nada menos que un fervoroso himno  listo y servido para ser lanzado a los cielos a través de millones de gargantas. Emoción, fuerza y verdad, la verdad.

Pero por fortuna y para nuestro regocijo, el reino de España aún mantiene a día de hoy bajo su bandera un buen número de peñascos y rocas (los cascotes del antiguo imperio); el peñón de Alhucemas, el de Vélez de la Gomera, las islas Chafarinas, el entrañable islote del Perejil…

Sabe bien Dios y todo el mundo que Gibraltar será siempre español y que es parte del precio que se pagó en su momento para colocar a nuestros bien amados Borbones en el trono.